En su imagen circular Yadegar Asisi hace renacer al antiguo Pérgamo y transmite una imagen fascinante de la arquitectura y la vida cotidiana en el año 129 d.C. Así es como el artista hace posible, p. ej. ver el famoso altar de Pérgamo en su lugar original. Intercalada en la terraza de la colina del castillo de 300 metros de altura, la monumental obra de arte se integra en el montañoso paisaje junto a otros templos o al teatro. A los pies de la Acrópolis se extiende la ciudad romana de Pérgamo, en el horizonte se entrevé el Mediterráneo. Una composición de música y sonidos de ambiente – producida por Eric Babak especialmente para el proyecto – completa la experiencia del panorama.

En una colaboración única con los Museos Estatales de Berlín se ha creado una obra de arte que conecta los resultados de muchos años de investigación con una experiencia extraordinaria.

Este proyecto no está expuesto actualmente.